Dos deseos de una noche de verano

Este fin de semana ha sido completito, uno de esos fines de semana que me hacen pensar que, de tener un hijo propio, llegaría al domingo para que me dieran los santos óleos. No obstante, este no es un sentimiento puntual. Realmente lo tengo un fin de semana de cada dos y un día sí... Seguir leyendo →

¿Cómo nos repartimos las tareas?

Nosotros no vivimos juntos. Tampoco es que nos apetezca demasiado. Mi chico disfruta de su soledad y de la niña; y yo disfruto mucho de la mía y también compartiendo mi tiempo con ellos. Así es como hemos creado nuestro ecosistema familiar particular en el que los dos disfrutamos estando juntos, pero también manteniendo nuestra... Seguir leyendo →

Carta a la madre de mi hijastra

Querida "Su madre que soy yo" (como te gusta autodefinirte): Te escribo esta carta con la esperanza de que, en algún momento, llegue a tus manos y la leas, la leas con los ojos y, sobre todo, con el corazón de una madre. Sé que tu hija es lo que más quieres en el mundo.... Seguir leyendo →

Tú no eres mi madre

La temida frase... "Tú no eres mi madre". Es la típica frase que no te da miedo, pero te da un pellizquito en corazón que fastidia un poco. Aunque si tienes las cosas claras, se queda en eso y en algo que no olvidarás jamás, eso te lo puedo asegurar. A mí me la soltó... Seguir leyendo →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑